jueves, 24 de noviembre de 2011
sacerdoteAyudar a los demás. Eso es lo realmente hace feliz en la vida. O al menos así se desprende de la encuesta realizada por el Centro Nacional de Investigación de Opinión de la Universidad de Chicago. Ayudar a los demás. Eso es lo realmente hace feliz en la vida. O al menos así se desprende de la encuesta realizada por el Centro Nacional de Investigación de Opinión de la Universidad de Chicago, y que la revista ‘Forbes’ ha hecho pública.
Ni el sueldo, ni el nombre de la empresa ni la cantidad de horas trabajadas. Lo que consigue aumentar la satisfacción laboral y que un empleado sea feliz en su trabajo es la interacción social. Y de todos los trabajadores, ¿quiénes se sienten más felices? Los sacerdotes.
Según este estudio llevado a cabo en Estados Unidos, los miembros del clero son quienes afirman con mayor frecuencia que su trabajo le hace felices, encabezando la lista de las 10 profesiones más gratificantes. De cerca les siguen los bomberos, con un 80% de satisfacción. El tercer puesto lo ocupan los fisioterapeutas. La lista continúa con los escritores, profesores de educación especial, maestros, artistas, psicólogos, agente de ventas de productos financieros. El décimo puesto de la clasificación lo ocupan los ingenieros de obras, aquellos que manejan maquinaria como bulldozers, excavadoras y martillos hidráulicos.
 
Aunque la mayoría de estas profesiones suelen estar mal remuneradas, asociadas a altos niveles de estrés y con poco reconocimiento social, lo que más valoran aquellos que las desempeñan es el poder ayudar a los demás y el trabajar codo con codo con otras personas para buscar el beneficio común. Que escritores y escultores se hayan colado en la lista podría extrañar. Aun así, parece que el tener la posibilidad de desarrollar nuestra creatividad compensa por demás las penurias, como la incertidumbre laboral.
¿Y cuáles son las profesiones más deprimentes? Hay algunas sorpresas. Casi todas están muy bien remuneradas, como la de director de departamento de informática o director de marketing y ventas. Y es que parece que el no poder ascender dentro de la empresa o la excesiva burocracia causan más quebraderos de cabeza que un salario bajo.

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Asunto:
Comentario:
  Imagen, conteniendo la palabra secreta
Palabra Secreta: