Usar puntuación: / 0
MaloBueno 




Un año más los baezanos de las tres parroquias junto con los párrocos nos reunimos en el cementerio para rezar por nuestros amigos y familiares, así como por los que nadie recuerda.


La muerte es difícil de entender y asimilar, es el fin de la peregrinación del hombre en la tierra, pero gracias a Cristo la muerte cristiana tiene un sentido positivo, Dios llama al hombre hacia Si.

Así como Cristo ha resucitado y vive para siempre, todos nosotros resucitaremos en el último día, pues después de Cristo la muerte ya no es una puerta que se cierra al absurdo, sino una puerta que se abre a la vida eterna.
Decía San Agustín, “una flor sobre su tumba se marchita, una lagrima sobre su recuerdo se evapora. Una oración por su alma, la recibe Dios.

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Asunto:
Comentario:
  Imagen, conteniendo la palabra secreta
Palabra Secreta: