Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

“Vive sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir” es ya una frase familiar que da nombre a la Campaña institucional de Cáritas y transmite un mensaje urgente a toda la sociedad, para que tomemos conciencia de la realidad y del tiempo histórico que nos toca vivir. Es un tiempo duro y difícil para muchísimas personas, familias enteras ven día a día que la situación de desempleo, la falta de perspectiva y oportunidades derrumban sus expectativas de futuro.
Este año la Campaña de Navidad de Cáritas nos invita a reflexionar sobre nuestra relación con el trabajo y con lo que significa. La falta de empleo se ha convertido en el gran problema de los países del norte, que se suma a la realidad de los cientos de países empobrecidos que lo están viviendo desde hace más de treinta años.


Esta falta de empleo constituye la peor cara de la crisis, porque cuando las cifras y las estadísticas adoptan rostro, nombre y apellido, historia y vida, la crisis se convierte en emergencia global. Vivimos una época en la que ese bien llamado trabajo se reduce y, además, el que hay es cada vez más precario.
La principal valoración que se hace hoy del trabajo en nuestras sociedades es economicista: una mercancía. Se entiende más como vía de enriquecimiento, de llegar a ser alguien próspero y bien situado en la sociedad, antes que como una herramienta de desarrollo personal y social que plenifica al ser humano como ser capaz de crear, construir, inventar y coparticipar con otros en la construcción del bien común social. Por esto necesitamos como sociedad un profundo cambio de mentalidad, que afecte también a nuestra forma de vida, tanto laboral como familiar, social, de ocio, de consumismo, etc. “Una de las preocupaciones más graves tiene que ver con la ocupación y el empleo. La pobreza y el desempleo degradan la dignidad del ser humano. Por ello es necesario impulsar un nuevo dinamismo laboral que nos comprometa a todos a favor de un trabajo decente” (Conferencia Episcopal Española. Declaración ante la crisis moral y económica. Nov. 2009).

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Asunto:
Comentario:
  Imagen, conteniendo la palabra secreta
Palabra Secreta: