Usar puntuación: / 4
MaloBueno 


Me has llamado, Señor,
en esta etapa de la historia,
a continuar la tarea de anunciar el Reino
que comenzó tu Hijo Jesús.
Con los profetas, quiero gritar:
Mira, señor, que no soy más que un niño
que no sabe hablar.
Con María, quiero rezar:
“Aquí estoy. Hágase según tu palabra”.

Tú, Señor, conoces toda mi vida
mis dudas y mi fragilidad,
mis pasos vacilantes
y mi confianza en ti.
No puedo presumir de nada
solo quiero que mi vida
este a disposición del Evangelio
para que tu nombre sea conocido
y ensalzado por todos.

Señor, pon calor en mis palabras,
coherencia en toda mi vida
para que mis gestos y palabras:
interroguen al que busca,
caliente al corazón de los fríos,
animen los pasos de los que vacilan,
aviven la vida de la Comunidad Parroquial.

Que la fuerza del Espíritu
me acompañe siempre
y me inspire lo que es justo y oportuno
para hacer resonar tu mensaje
a quienes confías a mis cuidados.

Mantenme en actitud de escucha
y de dialogo contigo
para que tu seas la fuente primera
de mi sabiduría y experiencia de fe. Amén.

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Asunto:
Comentario:
  Imagen, conteniendo la palabra secreta
Palabra Secreta: