Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Los españoles donaron 7,5 millones de euros

Dim lights

La entidad presta ayuda directa a 367.000 víctimas del terremoto Cáritas, 10 de enero de 2011 a Cáritas Haití, sobre el terreno

• Cáritas Haití lanza una campaña informativa para frenar la epidemia de cólera
• Asesinado un cooperante de Cáritas en Haití durante un robo
• Haití. Unos 260.000 afectados por el terremoto reciben ayuda de Cáritas Española 
 •  Cáritas ha levantado 25 escuelas temporales y otras 53 recibieron material escolar para poder reanudar la actividad docente 
 
El cardenal Maradiaga con monseñor Dumas, presidente de Cáritas Haití 01 (Cáritas).-Cuando se cumple un año del devastador terremoto que asoló Haití el 12 de enero del pasado año, Cáritas Española rinde cuentas del trabajo llevado a cabo para, por una parte, garantizar las necesidades básicas de los damnificados durante la primera fase de la emergencia y, por otra parte, sentar las bases de actuación para comenzar las etapas de rehabilitación y reconstrucción a medio y largo plazo.

 

Gracias a un trabajo sistemático de coordinación con Cáritas Haití y con el conjunto de la red internacional de Cáritas, a lo largo de los últimos doce meses Cáritas Española ha podido llevar ayuda directa a 367.500 damnificados a través de un importante paquete de proyectos a los que se han destinado un total de 7.448.146 euros.
De manera concreta, los resultados atribuibles al apoyo directo de Cáritas Española en la emergencia de Haití se han concretado, hasta ahora, 5 áreas o proyectos de ayuda humanitaria:
- Llamamiento de emergencia
- Programa de ayuda humanitaria para las víctimas del terremoto de Haití en la región fronteriza Central de Haití y la Republica Dominicana
- Proyecto de recuperación temprana para las víctimas del terremoto de Haití en la región de Jacmel
- Plan de apoyo logístico para el envío ayuda humanitaria desde Cáritas Dominicana a Cáritas Haití
- Plan de respuesta inmediata a la epidemia de cólera en la cuenca del río Artibonite.
En un informe de actividad preparado con motivo del primer aniversario del terremoto, Cáritas Española detalla de forma exhaustiva las acciones desarrolladas en la isla para paliar los efectos del terremoto y recoge los datos del vasto trabajo conjunto realizado por la red Cáritas Internationalis en Haití desde el terremoto.
En los tres primeros meses, la red Caritas dirigió sus esfuerzos a garantizar el acceso a los alimentos, agua potable, atención médica, vivienda temporal y saneamiento a más de 1,5 millones de damnificados, con unas donaciones preliminares de 10 millones de euros aportados por las Caritas de todo el mundo, que permitieron lanzar la primera fase de emergencia y comenzar a establecer los programas de rehabilitación.
En esta etapa de primera respuesta, los programas de vivienda de Caritas suministraron tiendas o lonas impermeables a 100.000 personas en la capital, Puerto Príncipe, y en Léogâne, Jacmel y otras comunidades.
El trabajo con las comunidades afectadas permitió garantizar el suministro de comidas para 1,5 millones de personas, el transporte en camiones de 30.000 galones de agua cada día para cuatro campamentos de damnificados, la construcción de letrinas y la entrega de materiales de higiene, bidones y equipo para la purificación del agua.
Asimismo, y con objeto de preparar en diversas zonas de Haití la llegada de una afluencia de 600.000 personas desplazadas procedentes de la capital, Caritas también distribuyó en esos lugares ayuda alimentaria de emergencia.
"Gracias a su continua presencia sobre el terreno, Caritas logró adentrarse en zonas más remotas que la mayoría de las otras organizaciones. Pudo ayudar a las personas afectadas en los lugares en que se hallaban", ha declarado monseñor Pierre-André Dumas, presidente de Caritas Haití, al hacer balance de este primer año de trabajo.
Asimismo, los programas de "dinero por trabajo" de Cáritas emplearon a 2.000 haitianos durante la fase de emergencia en actividades comunitarias (como desescombro y limpieza de vías de comunicación), mientras que más de 350.000 personas se beneficiaron de los programas de salud ejecutados por la red Cáritas en Haití.
En el terreno educativo, Cáritas ha levantado 25 escuelas temporales y otras 53 recibieron material escolar para poder reanudar la actividad docente.
Asimismo, durante toda la fase de respuesta de emergencia se hizo especial esfuerzo en proporcionar consuelo y esperanza a las víctimas, con el apoyo de diversos equipos de sacerdotes y psicólogos que atendieron las personas afectadas.
Casi un año después del terremoto, los programas de emergencia y reconstrucción de Caritas en Haití están bien asentados a lo largo de todo el país.
La red Caritas tiene previsto invertir, hasta mayo de 2011, más de 217 millones euros en Haití. Este presupuesto que incluye la respuesta a las nuevas necesidades de emergencia ocasionadas por los huracanes, las inundaciones o la epidemia del cólera registrados en los últimos meses, se destinará a la puesta en marcha de proyectos de infraestructura y vivienda; programas de salud, de educación, y de recuperación de medios de vida; así como planes de abastecimiento de agua, saneamiento y capacitación comunitaria.
Dado que más de un millón de personas viven aún en campamentos, Caritas sigue dado la máxima prioridad al problema de la vivienda en su labor en Haití. Actividades tales como la construcción y reparación de casas, el fomento del respeto de las normas de construcción antisísmica, la capacitación de la mano de obra en el sector de la construcción, y el suministro de materiales de construcción para los damnificados por el terremoto representan casi un tercio del presupuesto del programa de rehabilitación para un año,
El objetivo es que más de 100.000 personas se beneficien de los programas de vivienda de Caritas. Muchos son, sin embargo, los obstáculos que deberán superarse en este campo durante el año en curso, como con la retirada de escombros en muchas zonas, resolver los problemas de los títulos de propiedad de las tierras y obtener los permisos para construir en los lugares planificados.
Asimismo, la salud, la nutrición y la seguridad alimentaria son otras de las actividades prioritarias de Caritas en Haití. Estos capítulos, de los que se beneficiarán alrededor de 670.000 haitianos, representan el 29 % del presupuesto actual.
La red Caritas también tiene como objetivo, a medio y largo plazo, el fortalecimiento de la atención sanitaria en Haití, teniendo en cuenta que antes del terremoto muchos haitianos no tenían acceso al sistema de salud.
En este terreno, Caritas está estableciendo dispensarios y equipos móviles de salud en diferentes regiones., además de impulsar campañas de sensibilización y actividades de capacitación sobre hábitos saludables e higiene, especialmente en los campamentos de desplazados.
Hacia finales de 2010, fue necesario establecer programas complementarios de salud para hacer frente a la epidemia del cólera. Caritas movilizó personal y equipos médicos para apoyar el trabajo de los centros de salud locales, además de distribuir tabletas purificadoras de agua e impartir capacitación para prevenir la difusión de la epidemia.
En lo que se refiere a la seguridad alimentaria, se está prestando apoyo a los damnificados mediante programas de distribución de semillas y ganado a los productores, junto a la reconstrucción de los sistemas de riego y la capacitación para mejorar la producción de alimentos de forma sostenible.
Además, Caritas dirige una amplia variedad de programas en las esferas de la educación, la promoción de los medios de subsistencia y la formación para ayudar a los haitianos a reconstruir sus vidas después de la catástrofe y brindarles oportunidades para el futuro.
Entre las iniciativas puestas en marcha figuran la reconstrucción de escuelas y orfanatos, el apoyo y orientación psicológica para los niños traumatizados, la distribución de becas de estudio, la capacitación sobre derechos humanos y gestión, el establecimiento de sistemas de alerta temprana y el apoyo a los medios de información locales.
Todo este proceso de trabajo será liderado por Caritas Haití, que trabaja en actividades de emergencia, desarrollo y justicia social desde hace 35 años, y está presente en todo el país a través de sus oficinas diocesanas, su personal, los párrocos y los voluntarios de las comunidades.
En la fase de reconstrucción, Cáritas Española va a dar mayor prioridad a los capítulos de educación, con la construcción de escuelas y apoyo docente a las mismas; el acceso a los servicios sociales básicos, como agua, saneamiento y vivienda; y el fortalecimiento institucional de Cáritas Haití, que se enfrenta una etapa determinante en su papel de interlocutor con el Gobierno haitiano para el diseño de políticas públicas de desarrollo del país.
Para ello, Cáritas Española y Cáritas Haití han establecido una línea de trabajo conjunta dirigida a la transformación social de la realidad haitiana. Esta transformación solo será posible si se elimina la lacra de la pobreza, a través del trabajo digno, la equidad, el crecimiento de las personas y las instituciones y la paz social.
Los tres sectores prioritarios a largo plazo en Haití que ha identificado Cáritas Española son:
- La educación. Cáritas entiende que no se puede construir una sociedad nueva sin invertir en capital humano. Una educación en valores es imprescindible para alcanzar una sociedad justa, uno de los objetivos esenciales para Cáritas Haití.
- El acceso a los servicios básicos. Si este ámbito no está garantizado, la supervivencia misma de las personas en Haití está en peligro. Cáritas apuesta por promover el acceso de todos los haitianos a la sanidad, la enseñanza, los alimentos, el agua potable y la vivienda. La labor de Cáritas se dirige principalmente a impulsar las vías necesarias para acceder a estos servicios, no tanto como a proveerlos directamente. En este sentido, la interlocución con los poderes públicos, la incidencia política, la sensibilización de las comunidades y de la sociedad son las herramientas principales.
- El fortalecimiento institucional de Cáritas Haití, la institución más cercana a los últimos y no atendidos, es una línea esencial que refuerza toda nuestra actuación como red confederal. Los aspectos más relevantes son la respuesta a desastres, la gestión del voluntariado, la sensibilización y la incidencia.
 
Cáritas Española ha asumido también una importante responsabilidad al canalizar, junto con otras organizaciones voluntarias, la ayuda de la sociedad española, que se ha mostrado ante esta emergencia como una de las más solidarias de Europa, con una de las mayores aportaciones de fondos para la reconstrucción de Haití. De hecho, dentro de la Campaña “Cáritas con Haití”, Cáritas Española ha recaudado más de 28 millones de euros.
Al hacer balance de este primer año trascurrido tras la emergencia, el padre B. Chadic Serge, director de Cáritas Haití, ha hecho la siguiente reflexión: “El 12 de enero de 2010 será una fecha inolvidable para todos. Para los haitianos a causa de la catástrofe, para los extranjeros a causa de la fuerza y la valentía de este pueblo incomparable. Cuando hemos visto cómo la comunidad internacional se movilizó para socorrer los haitianos, podemos entender que otro mundo es posible. En este sentido, Haití fue un faro que ha tocado la conciencia del mundo y abierto las puertas de la generosidad y solidaridad de los corazones, que son el antídoto para todos los que se afanan en buscar sus propios intereses a expensas de otros. Un desastre deja siempre por lo menos una lección. En nuestro caso, pensamos en una página del Evangelio, de la palabra de Dios: No hay mejor muestra de amor que dar su vida para otros (Juan 15, 13); olvidarse, abrirse a la miseria y sufrimiento de otros.

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Asunto:
Comentario:
  Imagen, conteniendo la palabra secreta
Palabra Secreta: