Cristiano: sin Misa, no es Domingo.            La Fe: se transmite en LA FAMILIA, se alimenta en LA IGLESIA, se vive en EL MUNDO.

Oraciones

En Cuaresma Rezamos el Viacrucis.

 

En las descargas, hemos añadido una categoría sobre Cuaresma, estamos colgando ahí archivos interesantes para ayudarnos a comprender su significado y disintos modos de Orar con el Viacrucis. Para acceder directamente, pinchar sobre el enlace:

 

http://www.sanandresbaeza.es/index.php?option=com_docman&task=cat_view&gid=135&Itemid=178

 

 

 

LA LITURGIA DE LAS HORAS EN MANOS DE LOS FIELES

 

1. LA LITURGIA DE LAS HORAS, FUNCIÓN DE TODOS LOS BAUTIZADOS

La Liturgia de las Horas es la oración de la Iglesia que alabando a Dios e intercediendo por los hombres, prolonga en la tierra la función sacerdotal de Cristo. Ahora bien, la Iglesia la forman todos "aquellos hombres a los que Cristo ha hecho miembros de su Cuerpo, la Iglesia, mediante el sacramento del bautismo", no únicamente una parte de ellos; por consiguiente, la Liturgia de las Horas "pertenece a todo el cuerpo de la Iglesia", no sólo a los sacerdotes y religiosos contemplativos, como se ha venido pensando durante los últimos siglos. La capacitación para tomar parte en esta oración no es, por tanto, consecuencia del sacramento del orden ni de la profesión monástica, sino del bautismo y de la confirmación. La entrega del Padrenuestro a los catecúmenos, tal como se realiza en la iniciación cristiana de adultos, viene a ser como el rito expresivo de que todo bautizado recibe la misión de orar en nombre y como miembro de la Iglesia. Este libro que hoy ponemos en manos de los fieles quiere, pues, devolver la oración eclesial a sus verdaderos destinatarios, es decir, a todos los bautizados.

Leer más...

 

El Ángelus

El Angelus  es una oración mariana y cristológica centrada en la meditación del misterio de la Encarnación.
* Suele rezarse tres veces al día: al comenzar la jornada, al mediodía y al atardecer.
* Es una manera de consagrar el día entero a Dios y a la Virgen Santísima, un modo de santificar, con una breve oración el trabajo o el estudio.
* El papa recomienda a todos los fieles el rezo del Angelus.

Ángelus

-. El ángel del Señor anunció a María,
y concibió por obra y gracia del Espíritu Santo.

-. He aquí la esclava del Señor;
hágase en mí según tu palabra

-. Y el Verbo se hizo carne;
y habita entre nosotros

Ave María...

-. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
para que seamos dignos de alcanzar las
promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Oremos:
Derrama, Señor, tu gracia en nuestras almas,
para que los que hemos conocido
por el anuncio del ángel,
la encarnación de tu Hijo, Jesucristo,
seamos llevados, por los méritos
de su Pasión y Muerte,
a la gloria de la Resurrección.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

¡Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo!
Como era en un principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

 

Historia del Ángelus

Usar puntuación: / 3
MaloBueno 

Este piadoso saludo a la Virgen, llamado Angelus por el comienzo de algunos versículos unidos posteriormente a las tres avemarías primitivas, fue introducido en la Iglesia en épocas diversas. De la más antigua, la de la tarde, se encontró el primer testimonio en un decreto del capítulo general de los franciscanos celebrado en Pisa, en 1263, bajo la presidencia de san Buenaventura. No hay duda de que la propaganda activa de los franciscanos contribuyó eficazmente a difundir por todas partes esta oración. El padre Thurston opina que la triple salutación angélica de la tarde se deriva de un ejercicio de piedad llamado, Las tres oraciones (compuesto de salmos y responsorios, y algunas plegarias, en las que probablemente estaba el Ave María), que se practicaba en muchas comunidades religiosas en los Maitines, primero, y después de Completas, previo aviso de una campanada. Es fácil que el pueblo cristiano iniciase su jornada con un saludo a la Virgen. En cuanto al Angelus del mediodía, el padre Thurston cree encontrar los orígenes en aquella plegaria (tres Pater y tres Ave) que el papa Calixto III, en 1456, mandó recitar a la cristiandad todos los días al son de la campana, entre Nona y Vísperas, para obtener la paz de la Iglesia contra el peligro de invasión de los turcos. De todos modos, es cierto que fue adoptado muy tarde, no antes del siglo XVI. Se comenzó en Francia en 1472, por orden de Luis XI, y de allí, lentamente, se extendió al resto de Europa. Los tres versículos aparecen primero en el Exercitum quotidianum, pequeño manual de piedad, editado en Roma bajo Pío V (en 1572), y la triple doxología final, en el Manuale catholicorum de san Pedro Canisio (1588).

 
Más artículos...

«  diciembre 2017  »
lmmjvsd
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Banner
Banner
Conferencia Episcopal
Banner
Caritas España
Banner
Banner
Banner
Sor Mónica de Jesús
Banner
Banner
Banner
Banner
Doctrina Social Iglesia
Banner
Banner
Teléfonos Emergencias

URGENCIAS MÉDICAS      061
POLICIA NACIONAL            091
GUARDIA URBANA             092
GUARDIA CIVIL                    062
MALTRATOS                         016
BOMBEROS                         080
EMERG. GENERALES       112